APRENDAMOS A AHORRAR PARA EL FUTURO

El tema de los ahorros siempre es actual. Cada uno de nosotros está considerando comprarse una casa, un auto o cualquier otra cosa. Pero, no todos llegan a conseguirlo. ¿Por qué? ¿Qué hacer si no siempre podemos ahorrar parte de nuestros ingresos? ¿Hay que aprender ahorrar o buscaremos otro manejo de nuestras finanzas?

¿Para qué ahorrar?

Es una de las preguntas que tenemos que hacernos antes de empezar hacer el “colchón financiero”.

Defina cual es su objetivo de ahorro, que puede ser: departamento, vacaciones, nuestra jubilación, etcétera. El período y el monto de este ahorro dependerán de su objetivo final. Cada vez que llegue a cumplir uno, antes de empezar ahorrar – propóngase otra meta.

¿Cuándo empiezo ahorrar?

  • Desde el momento que tenga un trabajo estable y esté seguro de para qué.
  • No importa la edad ya que, un adolescente, por ejemplo, si quiere comprar una moto puede hacerlo, realizando trabajos aptos para su edad. Esto aportará al proceso del crecimiento disciplina y educará en sí la fuerza de voluntad y a no desperdiciar el dinero.
  • Es el camino más rápido para conseguir un buen pasar económico: comprar una movilidad, una vivienda, viajar. ¿Suena tentador? ¡Empiece a partir de este momento!

Defina cuál puede ser el monto mensual de ahorro

Los especialistas en el tema sugieren ente el 10% o el 15% de sus ingresos, sin importar la suma de los últimos, que pueden ser tanto baja como alta. Este porcentaje tiene que ser una tarifa fija, que se restará en forma mensual de todo el dinero percibido. ¿Por qué tiene que ser así? Para no gastar de más. Usted no siempre está en condiciones de evaluar sus gastos en el próximo mes y saber lo que quedará. Además, sabiendo de antemano que tiene que restar de los ingresos un cierto porcentaje, se le permitirá calcular mejor sus gastos.

Para esto, haga un listado de todas las cuentas mensuales que paga y fíjese si le alcanzan el 90% u 85% restantes a cubrirlas. Los gastos tienen que ser básicos, los más importantes, ya que otros se podrán suprimir o cambiar por cosas o servicios más económicos. Es real ahorrar hasta 30% de los ingresos, todo depende de la efectividad de su distribución del dinero y del deseo que tenga para hacerlo. Si este deseo es grande, pero no les cierran los números para separar los 30%, se puede buscar un trabajo extra o directamente pensar en cambiarlo. Se considera que el “colchón financiero” tiene que ser equivalente a 6 salarios suyos.

Reglas universales de un ahorrista

  • Como ya habíamos mencionado anteriormente, separe una parte de su sueldo para formar “el colchón financiero”.
  • Arme un presupuesto mensual, distribuyendo los gastos en forma planificada. Este consejo puede ser considerado antiguo, pero funciona. De esta manera, no se le presentará el hecho de encontrarse sin dinero y que falte una semana para el día de cobro.
  • Use los créditos racionalmente. Un crédito no perjudica el ahorro si está bien presupuestado. En caso de urgencia económica, sacar un préstamo rápido puede salvar una situación desesperante o hacer ganar tiempo. Acuérdese de trabajar con financieras de confianza y en condiciones aceptables, y no devolver la deuda con los ahorros.
  • Planifiquen en el tiempo las compras importantes. No se puede en un solo mes comprar varias cosas costosas, ya que se le complicará el presupuesto mensual.
  • No toque el “colchón” bajo ningún concepto. Suprima los gastos.

 

¿Dónde guardar los ahorros?

¿Realizar una inversión? ¿Guardar en un banco o bajo el colchón? ¿Comprar bienes inmuebles u oro?

Cada uno decide. Le aconsejamos: no pongan todos los huevos en la misma canasta. Se recomienda tener las cuentas con moneda nacional y extranjera, contar con efectivo, invertir en inmuebles y joyas, pero trate de investigar para conocer más del tema, actualizarse con los cambios del mercado financiero, entender como funciona. Es muy importante que no toque el ahorro, salvo para cumplir con el objetivo. Por esta razón, evalúe bien donde guardarlo. A lo mejor, pensaremos en una inversión, donde se pueden generar ganancias y no podemos gastarlos hasta cumplir con lo propuesto.

Adblock detector