Aprendamos a atraer dinero a nuestras vidas

Sin dudas, todos quieren ganar la mayor cantidad de dinero posible– desde un estudiante hasta un millonario. El motivo de este fenómeno no es porque “no importa cuánto ganes, nunca será suficiente”, sino porque la vida es fluctuante, nuestras metas, principios y estilo de vida cambia y descubrimos para nosotros nuevos horizontes. Como consecuencia, los medios para alcanzarlos son cada vez mayores. Así que, querer más – es bueno y siempre nos acompaña.

En nuestros artículos, con frecuencia contamos algunos secretos de cómo adquirir buenos hábitos para mejorar su situación económica. Sin embargo, es difícil inculcar costumbres si la iniciativa, que conlleva a un cambio profundo, no proviene de uno mismo. Pero si usted realmente ha tomado la decisión de ganar más dinero, no quedará otro camino para llegar a su meta, como el camino de un profundo cambio en su vida. Al fin y al cabo, cómo dijo el escritor Richard Bach: “Si quieren tener algo que nunca tuvieron, empiecen hacer algo que nunca hicieron”.

Sean enérgicos. Para producir un cambio, obtener éxito y trabajar en forma permanente para mantener su bienestar, necesitará mucho esfuerzo y energía. Está demostrado que después de un entrenamiento físico el ser humano está con más resistencia y fuerzas, ganas de seguir adelante, realizar lo planeado. Justamente por esta razón, la gente exitosa presta mucha atención al cuidado de su salud. Además, el ejercicio físico y cuidado corporal educan la fuerza de voluntad y el carácter, ya que, por ejemplo, no todo el mundo puede salir a correr a las 6.00 de la mañana. Al mantener esto como un hábito durante seis meses, un año o dos, demuestra que es perseverante y no se compromete únicamente con el deporte, sino más bien con la vida. Y así va a conseguir el éxito. Otro efecto que hace el deporte sobre nuestra vida es que nos da seguridad en sí mismos, nos hace creer que, si pudimos obtener éxito allí, podemos hacer lo mismo en nuestras finanzas.

No sean acumuladores. Los admiradores de ciertas filosofías espirituales dicen que el dinero es energía, y esta energía tiene que circular libremente a través de nosotros. Para esto, tenemos que vivir en ambientes libres de cosas, limpios y sin pesadumbres en la mente. Si usted es una persona que no cree en este tipo de cosas, mírelo por el lado de la higiene: siempre es bueno ordenar y limpiar el hogar y nuestra mente. ¿Será más feliz lamentándose sobre posibilidades perdidas? ¿Qué ganará teniendo sus placares llenos de prendas viejas y sin usar? Nada. Simplemente son como vampiros energéticos…nos sacan energía. No desperdicie tiempo en acumular: regale, tire, saque lo que no usa.  Deshágase de lo pasado, y surgirán nuevas oportunidades que adoptarán su lugar.

 No se quede quieto. Recuerde, que “Piedra movediza, moho no cobija”. Si usted no tiene ganas de demostrar iniciativa, teme a todo lo nuevo – no hay forma de que aparezcan cambios positivos en su vida. Con esto no me refiero a tirarnos de cabeza en aventuras. Busque el equilibrio en sus acciones.

En consecuencia, la siguiente regla: ¡prepárese para el éxito! Ahorre ideas útiles, aprendizajes, experiencias. Cambie de a poco sus costumbres y hábitos – y siempre sea honesto consigo mismo. ¡Las oportunidades llegarán! Sería muy lamentable no saber aprovecharlas.

Haga de sí mismo su ejemplo a seguir. Para entender mejor de qué estamos hablando, imagínese ya ahora a sí mismo como una persona exitosa y adinerada. No permita que las opiniones negativas de las personas que lo rodean le afecten. Piense en todos los detalles, inclusive su vestimenta y apariencia. Este ejercicio le ayudará a entender las cosas que debemos cambiar. ¡Empiece a practicar ahora para estar preparado para el éxito!

¿Cómo los consejos arriba mencionados lo ayudarán a conseguir dinero? Todos son elementos de la “psicología de la riqueza” sobre la cual estuvimos hablando anteriormente. Poniéndolo en práctica, usted inevitablemente está acercándose al momento de su acierto financiero.

Adblock detector