VIDA A CRÉDITO: “LOS PROS” Y “LOS CONTRAS”

La posibilidad de adquirir un crédito online aumentará nuestras alternativas en la compra de productos de calidad, en elegir mejor el lugar donde continuaremos un estudio o hasta en el lugar donde pasar nuestras vacaciones. De esta manera, podemos mejorar nuestra calidad de vida, gracias al crédito:

  • A los matrimonios jóvenes iniciar su convivencia sin recurrir a la ayuda de sus padres
  • Para emprender o continuar a desarrollar un comercio propio. Acepte que trabajar para sí mismo es un gran privilegio.
  • No hay necesidad de ahorrar el dinero por años para comprar lo que desea – ¡los microcréditos y los créditos para el consumidor lo ayudarán a obtener eso ahora!
  • El crédito hipotecario lo ayudará a comprar lo más importante – ¡el techo para nuestra familia! Ahorrar para comprarlo de contado es prácticamente imposible. No es lo mismo que comprar una heladera o un teléfono.
  • Ahorrar dinero en un país con un índice de inflación alto no tiene sentido: el costo de los productos crece y el dinero pierde su valor.

En los países desarrollados, el sistema de créditos permite a estudiantes usar este servicio. Es por esto no tenemos que sorprendernos de que un estudiante en los Estados Unidos viva en un lindo departamento y posea un automóvil. Todo lo compró a crédito y sus estudios, en muchos casos, también están siendo pagados con un préstamo que devolverá al terminar su estudio, trabajando. Esto sucede en países con una economía estable, donde la presión al consumidor es menor, que en los países con una economía problemática.

¿Cuáles son “los contras” de la vida a crédito?

  • Las tendencias son cambiarias y el progreso no es estático. Al comprar algo novedoso ahora, corremos el riesgo de que, con el paso de tiempo, nos encontremos con un bien fuera de temporada o que ya sacaron de la producción, pero que nos salió caro y que todavía estamos pagando y, encima, con recargo.
  • No existen prestamos sin intereses o sin comisiones. Si alguien se los está ofreciendo, no le crean. ¡No caigan en la trampa de acreedores mentirosos!
  • Hablando en términos financieros, un crédito – es un pasivo en su economía que genera un gasto. Para transformarlo en un activo, es necesario hacer el cálculo: las ganancias de la inversión tienen que cubrir el monto del crédito con los intereses incluidos.
  • Evalúen su capacidad económica. No tome el compromiso crediticio sabiendo que no va a poder a devolverlo. No se comprometa.

Una vez evaluados todos los “pros” y “contras” ¿quieren gestionar un microcrédito?

Adblock detector